sábado, 14 de febrero de 2015

El Flagelado - Merlú 1958

EL FLAGELADO A LA LUZ DE LAS CANDILEJAS

Con ocasión de un reportaje publicado sobre la en la Semana Santa de Benavente allá por el año 1958 en la revista Merlú (Revista de Radio Zamora) y del que era autor José Negro, tenemos la ocasión de fijarnos en una de las fotografías de "Estudio Jesús" que ilustraba el artículo. La misma capta fugazmente un momento de la procesión del Silencio cuando hacía ya unos cuantos años que la talla de José Luis Alonso Coomonte recorría algunas de las calles benaventanas en la noche del Miércoles Santo.

Nuestro Señor Flagelado en la Revista Merlú de 1958
Fotografía "Estudio Jesús"

La instantánea plasma un momento del recorrido procesional de la imagen del Flagelado, portada a hombros, tras la impresionante ceremonia del “juramento del silencio” en el viejo atrio de Santa María de Renueva. Quizá cuando la comitiva procesional enfila una de las calles del querido barrio del “cazo ahumao” (que era como se conocía castiza y popularmente a esta zona de Benavente). Llaman poderosamente nuestra atención las candilejas o farolillos simétricamente dispuestos a modo de pomos en los ángulos de las balconadas de una de las viviendas. Ello sin duda como muestra de devoción y respeto por parte de los habitantes de la casa, lo cual contribuye sin duda también a reforzar un ambiente de fervor y recogimiento en el itinerario procesional. Un recorrido que discurre en buena parte por las lóbregas y escasamente iluminadas calles del viejo barrio de Renueva.

El documento gráfico capta el tránsito de la imagen cuando ésta ya ha pasado ante el fotógrafo y éste se recrea en querer mostrarnos al Cristo flagelado apoyando sus manos ante la truncada columna, mostrándonos de la escultura toda su dura corporeidad humana. La escena se resuelve en un forzado giro del torso y piernas arqueadas, mientras los hombros y la cabeza aparecen levemente inclinados, como vencidos o humillados. La talla, una de las escasas obras de imaginería religiosa y en concreto procesional del escultor benaventano, fue realizada tan sólo unos años antes del momento que recoge la fotografía; es decir, en los comienzos de su carrera artística. Tal vez debido a ello tiene cierta traza de ejercicio académico, de adiestramiento en los cánones clasicistas, mas no exenta sin embargo de cierto manierismo, lo cual es comprobable tanto en el movimiento un tanto forzado del cuerpo azotado como en la expresión doliente de su rostro, que en la fotografía es tan sólo apreciable parcialmente.

En un primer plano el enhiesto caperuz de uno de los hermanos cofrades del Santísimo Cristo de la Salud y un cirio levemente ladeado parecen apuntar desde el ángulo inferior de la instantánea fotográfica hacia este “Ecce Homo” lacerado que brilla en sus policromías y barnices, levemente iluminado en la noche benaventana. Con todo la fotografía constituye un evocador documento gráfico de nuestra Semana Santa, un fragmento de un Benavente que ya no existe, testimonio de una sociedad que se fue para siempre, y una bella estampa de la religiosidad popular, un momento irrepetible, que como el lento y ceremonioso silencio procesional pasó ante nosotros para siempre.

Juan Carlos de la Mata Guerra
Hermano Cofrade de Jesús Nazareno 

* * * * * * *

 Procesión del Silencio a su paso por La Rúa
Revista Merlú de 1958 - Fotografía "Estudio Jesús"

Enlace: Merlú 1958